alonsorobisco.es

E-MAIL

HOME

Deportes

Musica

Mis otras webs

 

TENIS     

<-- menú deportes

Al igual que hice con mi bicicleta, pondré aquí una foto de mi raqueta de toda la vida porque me apetece (Wilson Sting Hammer). 

Ahora tengo otra, la Wilson Prostaff 100 lite (la que se vendía antes de se lanzase la nueva prostaff 97 de Federer). Fantástica la prostaff.

Que una raqueta sea más o menos buena no depende de su precio ni de la marca. Depende de cómo se adapte a ti. Con este concepto desarrolla ahora Wilson sus raquetas. Ofrece versiones 6.1, 6.3, 6.4.... para sus modelos Sting Hammer según el tipo de swing que tengas. Es una chorrada (en principio), pero la idea hacia los que saben de tenis no está mal.

En este apartado hablaré de cómo escoger el cordaje de una raqueta, qué es lo que hay que mirar, y qué factores influyen. Principalmente, y como ya sabes, tenemos dos, que explicaré a continuación:

  • Tensión

  • Tipo de cordaje

 

Tensión

La tensión que debemos poner a nuestra raqueta es algo muy personal. Para saber cuánto es lo que necesitamos, lo mejor es probar y probar cordajes, pero te ayudaré un poco.

La tensión que debes poner al cordaje está indicada en la raqueta. Concretamente, dentro del triángulo que hay entre el mango y la pala, normalmente tiene escrito el rango de kg que te recomiendan que debes utilizar para tu raqueta. Eso no quiere decir que no puedas poner ni más ni menos. Es tan solo un consejo. El rango suele rondar entre los 22-28 kg según la raqueta.

Una tensión pequeña, de, por ejemplo, 22kg, implica que tendremos más potencia a la hora de dar a la bola. Esto supone que cuando te lanzan una bola muy rápida o pesada, podrás responderla con menos esfuerzo del habitual. El contrapunto, es que pierdes mucho control de la bola. Ésta sale disparada muy rápido de tu raqueta y es difícil dirigirla concretamente a donde quieres. Obviamente, este es el cordaje para principiantes y gente que no tiene mucha fuerza.

Un tensión alta, de, por ejemplo, 28 kg, implica que perderemos potencia y ganaremos control. Cuando tiran un pelotazo hacia nosotros, hay que tener un antebrazo bastante fuerte para que la bola no te doble el brazo o te venza la muñeca. En los peloteo desde el fondo de la pista se gana claramente control, puesto que tienes que dar tú gran parte de la fuerza para que la bola vaya a donde quieres, y el rebote de ésta sobre el cordaje no lo desviará casi nada.

Los profesionales tienden a jugar con una tensión muy alta, puesto que como la fuerza la tienen, tan solo les interesa que la bola vaya a donde ellos quieren. Recuerdo que uno de los cordajes más bestias del circuito lo tenía Thomas Muster, que quería 40 kg, y eso no lo puede alcanzar cualquier máquina de encordar (o al menos en aquellos años y en algunos torneos remotos).

 

Tipo de cordaje

Los cordajes se miden principalmente por su grosor. Los típicos son de 1.30, 1.35, 1.40. Concretamente no sé que indica pero debe ser el diámetro de la cuerda en una unidad que tal vez sea el milímetro (aunque parece demasiado pequeño, ¿verdad?). Los cordajes más finos dan control y los más gruesos ofrecen aguante. Esto significa que deberíamos escoger el de 1.30, que es el que más control da y el aguante (duración) se les presupone a todos. Pero esto no es así.

Obviamente un profesional, cogerá casi siempre un cordaje muy fino, porque al fin y al cabo, para cada partido estrenan 3 o 4 raquetas, cada una con su cordaje nuevecito y recién colocado. Pero la gente de la calle, sólo tiene una raqueta y el cordaje dura lo que dura, no es para siempre. Entonces, si alguien juega medianamente fuerte al tenis, un cordaje de 1.30 podría no durarle 3 partidos.

Antes de seguir voy a explicar un concepto. La capacidad de una persona para romper cordajes depende de muchos factores. De cómo da a la bola, lo fuerte, lo liftado, el número de veces que tiene a cortar, el tipo de saque. Romper muchos cordajes no implica que se sea una bestia del tenis, ni que se juegue mejor o peor. Si me lo permitís, y ya que estoy en mi página web, me voy a poner como ejemplo.

Yo tiendo a romper muchos cordajes (o por lo menos me lo parece). No juego todas las semanas al tenis, por eso no diré cuánto tiempo me dura un cordaje, lo mediré en número de partidos. Yo tengo probados bastantes tipos de cordajes (dentro de lo que juego al tenis), conjugados con tensiones diferentes. Entonces,

  • Si yo cojo un cordaje de 1.30, con una tensión de 23-25 kg, éste no me dura más de 7 partidos. Depende de la tensión que ponga, pero un cordaje de 1.30 no me es rentable. Bien es cierto que hay cientos de tipos de cordajes de 1.30, y la diferencia entre comprar uno caro o uno barato se nota. Dura mucho más el caro, y merece la pena gastarlo.

  • Si yo cojo un cordaje de 1.40, el cordaje me dura mucho más. Ahora bien, yo no me lo creía, pero efectivamente se pierde control. Además, la raqueta se hace mucho más pesada. Parece mentira, pero tengo que poner menos tensión para aguantar así ciertos peloteos.

  • Como resultado, lo que suelo coger es el 1.35. Pero no vale uno cualquiera. Uno de mala calidad dura lo mismo (o poco más) que uno de 1.30. Entonces lo que suelo hacer es comprar uno bueno de 1.35 a 25 kg (que es la tensión que mejor resultado me ha dado). Pero, dependiendo de lo "inspirado" que esté, este cordaje a mí me parece que me debería durar más partidos.

Otros tipos de cordajes:
viñeta

Uno de los cordajes que más dura (porque en esencia es irrompible), es el de nylon. Es uno que parece hecho de plástico. Lo reconocerás porque es el que llevan muchas raquetas viejas o "de juguete", que siempre las has visto con el mismo cordaje. Hoy en día no es raro ver una raqueta vendida sin cordaje para que tú pongas el que quieras, ya que se sobreentiende que el que tiene no te vale porque es de mala calidad o está muy destensado o....

viñeta

Un cordaje, que para mí fue un gran descubrimiento, es el mixto. Es un cordaje que en las cuerdas verticales tiene un compuesto muy duro y reforzado (que ofrece poco control) y en las horizontales un cordaje de mayor calidad de un material más profesional que te ofrecerá el control. Ambas cuerdas tienen el mismo diámetro. La razón de ser de este cordaje es para gente como yo. Lo habitual cuando rompes un cordaje es hacerlo por las cuerdas verticales, que son las que mayor tensión soportan. Es muy raro romper por las horizontales. Entonces, con este cordaje se consigue un control bastante aceptable (ya que puedes utilizar uno de 1.35, por ejemplo) a cambio de una duración muy larga, ya que para romper ese cordaje tendrás que hacerlo por las cuerdas horizontales, que, al final, rompen, qué se le va a hacer.

viñeta

Para aquellos a los que les gustan las pelotas juguetonas, existe un cordaje especial. Es el cordaje rugoso, para conseguir que las pelotas vayan más liftadas o cortadas, realizando el mismo gesto. Para probarlo está bien, pero como cordaje habitual yo no lo recomendaría. Ni que decir tiene, que este cordaje dura muy poco.

Entonces, tras todo el rollo que he soltado, conviene hacer un resumen de los principales conceptos del cordaje:

viñeta

Tensión alta (26-28 kg) à control. Rompe más fácil el cordaje.

viñeta

Tensión baja (22-23 kg) à  potencia. El cordaje dura mucho.

viñeta

Cordaje fino à control.  Siempre que te dure lo suficiente, utiliza cordaje fino

viñeta

El cordaje suele romper por las cuerdas verticales. ¿Te merece la pena un cordaje mixto?

Con todo esto, espero que te puedas chulear lo suficiente a la hora de ir a encordar una raqueta.